Archive for the Mariscos y pescados Category

Montaditos de bogavante

Posted in Mariscos y pescados on diciembre 28, 2008 by tervingo

Ingredentes

  • Un bogavante cocido y congelado (La Sirena)
  • Mayonesa (ya hecha o casera)
  • Unas gotas de brandy
  • Unas gotas de ketchup
  • Unas rodajas de pan

Preparación

Dejar descongelar el bogavante una hora en agua fría. Una vez descongelado, separar la cola, pelarla y cortarla en rodajas. Sacar la carne de las pinzas y reservar junto con las rodajas de la cola.
Con una cucharilla sacar la carne y el jugo de la cabeza, trocear bien, añadir a la mayonesa, echar unas gotas de brandy, un poco de ketchup y remover todo bien hasta que quede una salsa homogénea.
Tostar las rodajas de pan en una sartén. Una vez tostadas, echar en cada tostada una capa de salsa, una o dos rodajas de la cola o la carne de una de las pinzas del bogavante y cubrir con un poco más de salsa.
Dejar un rato en la nevera y servir. Acompañar con vino blanco.

Anuncios

Cangrejos de río al estilo Burgos

Posted in Mariscos y pescados on marzo 4, 2007 by tervingo


Hace más de treinta años, cuando pasábamos las vacaciones de verano en Burgos, solíamos ir algunos días a pescar cangrejos con mis tíos y mis primos. Acampábamos en explanadas a la orilla del río, cerca de pueblos como Puentedura, Hortigüela o Vizcaínos. Mi tío Luís llevaba preparados varios frascos con el cebo para poner en los reteles, una mezcla un tanto asquerosa de olor muy penetrante compuesta de trozos de hígado y patata cocidos y vinagre. Ya de noche, antes de cenar, se ponía el cebo en los reteles y los echábamos al río con la ayuda de una vara acabada en horquilla, en puntos estratégicos designados por mi tío, donde hubiera poca corriente de agua. Después de cenar y hasta bien entrada la madrugada íbamos recorriendo la orilla una y otra vez con la ayuda de una linterna, sacando retel tras retel, recogiendo y guardando en un saco los cangrejos que habían caído, siempre que fueran lo bastante grandes.
Al día siguiente se preparaban en una cazuela para la comida.

Esta receta es típica de Burgos y se la dio a mi madre mi tía Crescen. Para comerlos hechos de esta forma es imprescindible tener una buena cantidad de buen pan a mano para untar la salsa.

Ingredientes

  • Un paquete de cangrejos de río congelados (a falta de cangrejos directamente pescados en río, ahora se pueden conseguir ya cocidos y congelados “La Sirena”)
  • Aceite de oliva,
  • Un pimiento verde
  • Dos dientes de ajo
  • Una pastilla de caldo de carne concentrado
  • Un vaso de vino blanco
  • Harina, pimentón dulce, pimentón picante y unos granos de pimienta negra.

Preparación

  • En una cazuela, poner una buena cantidad de aceite de oliva y rehogar un pimiento verde cortado en tiras y un par de dientes de ajo cortados en láminas.
  • Echar una cucharada de postre colmada de harina y remover bien.
  • Echar media cucharada de postre de pimentón picante y otra media de pimentón dulce y remover bien.
  • Enseguida echar los cangrejos descongelados (que ya están cocidos) y remover bien.
  • Echar un vaso pequeño de vino blanco y otro vaso de agua.
  • Echar la pastilla de caldo concentrado desmenuzada y remover todo bien.
  • Echar unos granos de pimienta negra, remover todo bien y dejar cocer un cuarto de hora, con la cazuela tapada. Deben quedar muy caldosos.
  • Dejar reposar antes de comer. Es mejor comerlos tibios o fríos y normalmente están mejor de un día para otro.

Almejas a la marinera

Posted in Mariscos y pescados on diciembre 1, 2006 by tervingo

Ingredientes para 4 personas

  • 400 g. de almejas frescas
  • Media cebolla
  • Un diente de ajo
  • Una pizca de perejil
  • Un poco de harina
  • Un vaso de agua
  • Un vaso de vino blanco seco
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

  • Sofreir en una cazuela de barro con aceite de oliva la cebolla y el diente de ajo bien picados.
  • Echar el perejil y una cucharada sopera de harina y remover bien. Dejar freir a fuego medio-bajo, con cuidado de que la cebolla no se queme.
  • Cuando la cebolla esté pochada, poner el fuego al máximo y echar las almejas, que previamente se habrán dejado un rato en un recipiente con agua con sal para que suelten la arena. Echar un poco de sal y remover bien.
  • Dejar rehogar a fuego fuerte hasta que se abran todas las almejas, removiendo de vez en cuando para que no se queme la cebolla.
  • Echar un vaso de agua y un vaso de vino blanco, bajar el fuego y dejar cocer unos cinco minutos a fuego medio.